jueves, 7 de junio de 2007

El momento más absurdo e hilarante


Estaba parado frente a una maquinita (o arcade) con mi primo, quien moría de ganas por presumir su talento como peleador. Se trataba de una versión alterada de Street Fighter II, donde todo era posible (incluso las cosas más absurdas). Las últimas palabras de este individuo fueron: "Nomás chécate el dato ¿eh?" y el combate dio inicio. Entonces su oponente, controlado por la computadora, lanzó un golpe acompañado por tres o cuatro poderes que impactaron en mi iluso primo y dos segundos después todo acabó. Su monito no metió ni las manos y cayó fulminado mientras él gritaba ¡¡¡Mierda!!! golpeando los controles en señal de frustración absoluta. Yo me moría de la risa ante semejante espectáculo y todos alrededor nos miraban como a bichos raros. Me dolían los riñones, pero no podía parar de reir, empezaba a sonar como Guasón...

- Bwajajajajajajaja... ajajajaja, jejeje... jajaja.. :'D

Me reí tanto ese día que casi me orino en los pantalones.

9 comentarios:

Tina Marie dijo...

JAjajaj.
Son situaciones que pasan con relativa frecuencia. jajaj.
Saluditos.

Burbruja dijo...

Jajaja! Me recordó que mi hermano siempre me ganaba y ni siquiera sabía yo lo que había pasado!!!!

Y si, el reia hasta casi parecer guasón =(

B E L M A R dijo...

;)

Una cristiana alocada. dijo...

que mala onda, no solo el pobre todo desepcionado.

Yo para esos jueguitos si no tengo un granito de pasiencia.

Seguro no me hubiera dado tiempo ni a parpadear.

el "lic" rivera dijo...

jejeje. Para quienes nunca han jugado una cosa de éstas, les explico que aún siendo muy malos pueden resistir un minuto peleando o huyendo de su oponente, pero a este maestro lo vencieron ¡¡¡en tan sólo dos segundos!!! Y eso que el tipo sabía su rollo, no era un novato en juegos de pelea. Por eso me dio tanta risa que lo mandaran a la lona tan fácil y rápido. Y ese tipo de cosas sólo pasaban en esta versión alterada, donde un ataque era fulminante para quien no se pusiera abusado. Me moría de la risa con tantas tonterías, era buena terapia. jeje. :)

el asombroso espaidercito dijo...

jajaja pobre de tu primo, yo por eso no juego en publico, una vez c me ocurrió subirme a un dance-dance y no le atiné a ningun paso, jajaja

Yaoteka dijo...

Ahh, sí me acuerdo de esas maquinitas "arregladas" donde te mataban de volada y ni disfrutabas tu lana.

Yo prefería jugar los de soccer y X-Men

(ahh que tiempos aquellos!!!)

Osita cariñosita (Evil) dijo...

te pasas pobre d tu primis ahora quedara frustrado de por vidaaaaaa, oieee cuando nos aventamos unas chispas haber q tan bueno eressssssss¡¡¡¡¡ digo si me ganas minimo me enseñas no??

Erika. dijo...

Jejejeje... ¿a quién se le ocurre tratar de probar sus mejores habilidades con una versión pirata de algo? :P

Ya me imagino la escena :D

Pobre de tu primo, eres cruel, jajaja.

Besos.