domingo, 31 de octubre de 2010

¡En tu cara, Dead Rising!

Al parecer muchos usuarios abandonaron sus blogs por culpa de Facebook. Yo, la verdá, dejé el mío por flojera y por no tener mucho que contar, pero también admito que tengo feis y que suelo checarlo tres o cuatro veces al día, por la mera curiosidad de saber qué hay de nuevo por allá. Pero, independientemente de esos sin sentidos, prometí que haría un post en el momento que terminara un juego que me ha atormentado por más de un mes. ¿Y qué creen? Ya lo acabé.

Sí, yo sé que a nadie aquí le importan los juegos, pero ¿saben qué? me vale. Pocas veces aparece un juego que te hace odiarlo y amarlo al mismo tiempo, y eso es Dead Rising: una pesadilla que parece no tener final, y que debes repetir hasta el cansancio si quieres sentir que en verdad la superaste. Sin embargo, debo admitir que no es un juego imposible. De hecho, es bastante disfrutable si eres un jugador casual que sólo quiere divertirse, pero quienes buscamos sacarle todo el provecho (léase: obsesionados sin vida social) acabamos "malitos de los nervios" por culpa de la gran cantidad de cosas por hacer, del poco tiempo para hacerlas y de que en cualquier momento se puede ir al diablo tu aventura por culpa de lo tontos que son los humanos que tratas de sacar con vida de un centro comercial infestado de zombies. Aquí guardar tus progresos es o-bli-ta-to-rio, si no quieres hacerte una úlcera por tantos corajes. Por eso quería dejar un mensaje para la posteridad, para recordar el día que estuve 14 horas continuas mentando madres y sufriendo de principio a fin. Y para que vean que sí lo hice, hasta saqué video del logro más difícil de todos. Nota: el juego no te deja guardar tu progreso en esta modalidad, por lo que debes seguir hasta el final, y no quedarte sin luz, como me pasó la primera vez que lo intenté. Espero no tener que repetir esa hazaña jamás en mi vida, pero ahora que todo acabó estoy feliz... y muy desvelado. Y si no fuera por culpa de mis vecinos y su fiesta, ya estaría dormido. Pero con ese escándalo prefiero aprovechar para subir este post. Y a ver que se me ocurre después, jaja. Nos vemos.


video

lunes, 11 de octubre de 2010

Un mes de cumpleaños

Paque no se quejen de que ya ni pelo el blog, les cuento que este mes fue de cumpleaños. El 16 de septiembre fue el de Abi, para lo cual nos desplazamos a Tlalnepantla con todo y Xbox, con el fin de festejar cantando/berreando toda la noche. Por cierto, gracias a don Arturo y su GPS, pues de otra forma no creo que se hubiera podido. Y, aunque no crean, la fiesta empezó a las 7 pm y terminó a las 7 am. Dormí dos horas y a las 9 am ya estaba de pie, listo para la siguiente (che loco). Luego vino el de Lia (26 de sep), por lo que me lancé a Jiutepec, Morelos, a una plaza muy mona, con cascada y todo. Ese día comimos en Italliani´s y hasta pastel gratis nos dieron. Y no es por nada, pero qué rico estuvo, mejor que en cualquier otra de las sucursales que haya visitado con anterioridad. Y aquí voy a tener que agradecer a Fabiola, pues me dio un tip para el regalo perfecto. Pero no todo es miel sobre hojuelas, pues ese mismo fin vino a México la Mireyita del Carmen, famosa bloguera con la que iba a reunirme y por diversas cuestiones ya no se pudo (perdooooooón, amiga). Pero weno, su cumple fue el 27 de sep y la felicité vía Facebook (como sea, se la pasó chido acá, en el DF). Y luego vino el de Lili, que lo celebró con Rena en Mexicali. Felicidades a las dos por esa reunión tan esperada. Y ya para terminar, ayer fue el de mi hermano. ¿Y qué creen? cayó en el día 10 del mes 10 del año 10. Nomás faltaba que hubiera nacido a las 10 am/pm ¿no? jaja.

Y pues ya fue todo. ¿Qué tal? Mucha fiesta ¿no? Y pues ya el mes que entra me toca a mí: 15 de noviembre. De hecho estoy pensando festejarlo fuera del DF, así que se aceptan sugerencias. Bueno, ahí nos vemos.

domingo, 4 de abril de 2010

Este post es patrocinado por...

¿Qué creen, banda? Por fin me cambié (¡eeeeeeeeh!), luego de hacer un montón de corajes, ver un chorro de depas feos y pensar que pasaría el resto de mi vida viviendo en casa de mi mamá (jajaja, que exagerado). Y créanme que fue amor a primera vista, pues apenas puse un pie en el recinto sagrado, dije: ¡Aquí mero! ¡Agüelita, mi café! Claro que hizo falta meterle un varo para dejar más decoroso el asunto, pero yo lo veo más como una inversión que como un gasto inútil. Y mejor no les digo cuanto gasté o se van a traumar. De hecho, yo me traumé al tercer día de andar aflojando la morralla, pensando: ¿Adónde diablos se fue toda esa lana? :p

Por cierto, quiero aprovechar este momento de paz y tranquilidad para decirles que no crean esa basura de "muebles fáciles de armar". Eso no existe, es pura mentira. Los que yo compré no tenían nada de fáciles, y si quedaron chidos fue gracias a que los armó alguien que ya le sabe a eso (y aún así se tardó un día con cada mueble). Si por mí fuera, habría aventado las piezas por la ventana a la media hora de estar viendo las instrucciones de ensamblado, que estos amigos hacen bien complicadas para ver que cara hacemos al tratar de unir los puntos (les escupo, fabricantes manchados). Pero bueno, ya estoy por acá, luego de cuatro días de acción intensa. Y hoy (casi tres años después) por fin puedo decir que estoy viviendo por mi cuenta, sin andar de arrimado en casa ajena o rentando un cuarto todo gacho que huele a pura humedad. De entrada, el edificio se ve muy tranquilo, los vecinos parecen gente decente (o fingen muy bien) y la calle no está nada mal, salvo que tengo a las sexy servidoras de Tlalpan a 40 metros de distancia (nota mental: ¿y cuál es el problema con eso, mi chavo? jajaja). Ya luego les cuento como me va por estos rumbos... y quizá hasta les suba un video del depa si me agarran de buenas. Ah, ya para despedirme les cuento que este post fue patrocinado por algún vecino confiado, pues aún no tengo internet en casa, por lo que me colgué de una conexión abierta. Gracias vecinos, por ser tan confiados y no ponerle candado a su red inalámbrica, jeje. ^_^

martes, 16 de marzo de 2010

¡¡¡ Puras sonseras !!!

La frase célebre de mi difunta abuela era "puras sonseras", que usaba para quejarse de cualquier bronca que se interpusiera entre ella y su telenovela. Y me acordé porque la he estado usando muchos estos días, les cuento: Para empezar, ¿recuerdan mi sueño de cambiarme al edificio en San Cosme? Pues se fue al diablo cuando me puse en contacto con la gente que renta los departamentos. Llamé, pregunté y un viejillo malhumorado se apuró a decir: ¡Aquí no se está rentando nada! ¿Quién le dijo?. Y yo inocentemente respondí: Conozco a las personas que van a desocupar los departamentos. Grave error, pues nadie en el edificio quería a esos weyes y seguramente pensaron que yo era igual de reventado y conflictivo, pero la verdad es que a mí tampoco me caían bien y estaba feliz de ya no tener que verlos. Sin embargo, la posibilidad de irme payá —luego del trato cordial del viejillo sangrón— se redujo a 0.01%, por lo que mejor empecé a checar otras opciones. Total que acabé viendo depas en Narvarte y encontré "el perfecto", salvo por el pequeño inconveniente de que costaba 6 mil pesos mensuales (el doble de lo que solía pagar). Y a pesar de que sabía que me iba a salir carísimo, fuí muy decidido a rentarlo... sólo para encontrarme con la novedad de que ya me lo habían ganado. Entonces dije: Bueno, pues me quedo con el segundo mejor. Pero, ¿qué creen? Me habían dado mal el precio y costaba más que el de 6 mil. ¡Maldición! Y yo sin un rumi que me hiciera el paro con la mitad de los gastos. :p

Total que acabé regresando al edificio que menos me había gustado de mi recorrido inicial, y luego de un encuentro tragicómico con la portera, le eché ojo al que podría ser "el efectivo". Si acaso se dignan rentármelo, les estaré presumiendo mi nueva casa en los próximos días. Ah, y por si no les había contado: resultó contraproducente decirle a mi odioso ex casero que estaba buscando depa, pues me desalojó 3 días antes de que se completara mi último mes con la excusa de que quería pintar para cuando llegara su nuevo inquilino. ¡¡¡ Puras sonseras !!! Lo bueno que me pude cobrar las jaladas que me hizo el puñal ese, jejeje. Adieu.

viernes, 12 de febrero de 2010

El paso doble

En la chamba ya nos habían amenazado de que nos iban a enviar a otra dirección, pero como nadie movía un dedo pensé que era puro cuento. Total que pasaron los meses y nosotros como si nada, hasta que bajó la jefa suprema y nos puso a empacar todo lo que nos íbamos a llevar ¡y que nos mandan a la goma! por lo que ahora andamos posteando desde un sexto piso, con una pared de vidrio a un costado (lo que provoca un poquito de calor) y un pizarrón con fotos de Monica Bellucci y Scarlett Johansson. Y la verdá no me puedo quejar, pues varios de los cambios fueron para bien. El primer cambio chido fue en la comida, gracias a una fondita que tengo a 30 metros y que no está nada mal; otro cambio chiro-liro fueron nuestras lindas vecinas, que en nada se parecen a Claudia y Rosalba, las rudas abogadas penales del patrón. Y otra gran ventaja es que sólo somos 3 tipos en todo el departamento. Sobre la marcha se irán lanzando más "gentesss" para acá, pero en lo que se animan tenemos el piso entero pa nosotros.

Lo malo es que la ruta de regreso es un fastidio. Antes, cuando el tráfico estaba ligero, hacía 30 minutos del trabajo a mi casa... y ahora eso es lo que tarda en pasar el mugre pesero que me lleva a Insurgentes. Otro pequeño inconveniente es que todo aquí se ve bien improvisado (poco faltó para que nos sentáramos sobre botes de pintura Comex) y pasará algún tiempo antes de que se le pueda llamar a esto "despacho", pero ¿qué le vamos a hacer? Y la neta no tengo ni idea de por qué nos movieron de allá, si estábamos a todo dar. Quizá sabían que nunca íbamos a dar el ancho ni el alto en la imagen corporativa que quieren transmitir... o ya se querían deshacer de nosotros y no hallaban el modo. Bueno, ya luego les cuento en qué quedó la cosa. Ah, y ya de salida les comento que está a punto de pasar una cosa muy curiosa: un 15 de marzo me lancé a vivir al rumbo de San Cosme (pa checar el dato, píquenle aquí) y ora que estoy chambiando por Circuito Interior me dijeron que hay chance de regresar al mismo edificio, por lo que estaría cambiándome justo el 15 de marzo. ¿Cómo ven? ¿Coincidencia o destino? ^_^

lunes, 25 de enero de 2010

Battery, Aziz !!!

¡¡¡ Goeeeeeeeeeeei !!! Hoy nomás vengo a contarles que compré una cámara digital (bueno, eso ya lo sabían) y no manches, qué rápido se chupa las pilas. Las que traía incluídas nomás sirvieron para ponerle la hora y cambiar las preferencias (ya saben: formato, resolución y todo eso). Tons me lancé en busca de unas deveras chidas, para ahorrarme la molestia de andar cambiando baterías cada seis fotos, y di con unas (Energizer Lithium) que son una chulada. Sí, están medio caras las ingratas (75 morlacos el paquetito de dos pilas), pero rinden como no tienen idea. Ya perdí la cuenta de cuantas fotos llevo, pero fácil son más de 300... ¡y no se ha bajado ni una rayita del indicador de la pila! 0_o

Lo raro del asunto es que no pesan nada, hasta parece que las hacen con una gotita de plutonio para que duren chorro mil veces más que las pilas comunes. Así que ya saben, si quieren baterías "gonchinas" no le pongan Rayovac a la cámara, ni coman aguacate el mismo día, porque el coraje que van a hacer cuando se queden a media faena sin batería les va a durar toda la noche. Nomás recuerden al simpático terrorista de True Lies, cuando enmedio de su video-demanda se quedó como wey, nomás viendo a su compa... y todo por culpa de las pinches pilas, jajaja. Bueno, ahí nos vemos Luego.


miércoles, 13 de enero de 2010

Oda al Rober

¿Quiúbole, banda? ¿Qué cuentan? Por acá no ha pasado nada interesante, pero aprovechando que no hay nada que hacer les voy a contar algunas anécdotas simplonas (como si hiciera falta aclarar eso, jeje). Tons ahí les va: Estaba yo una noche plácidamente dormido (2 am), cuando de pronto aparece mi hermano todo apurado y me dice: Oye, te habla Roberto. Y yo: ¿Roberto? Ah, chín... La verdá no tenía ni idea de qué diablos, pues no acostumbro recibir llamadas tan tarde y menos de gente extraña. Así que levanté el teléfono de mala gana y dije: ¿Bueno? Y el otro wey me responde con su voz aguardientosa: Adivina quien habla. ¡Pues Roberto! ¡Ah, nomá... ¿cómo supiste que era yo? (y yo pensando: ¿qué onda con este hermano?). Total que era un amigo de la carrera al que hacía meses, sino es que años, que no veía. Y esa noche se puso un mega cuete (para variar) con otro compa y pensó que era una buena idea saludar a todos sus compañeritos de generación. Pero bueeeeno, así es el Rober. :p

Anécdota número dos: Venía yo entrando al aula con mi novia cuando me doy cuenta de un wey tirado en el fondo, totalmente fumigado por tanto chupe. ¿Quién creen que era? Pos el Rober. Dos minutos después entró el maistro y empezó la clase. Curiosamente, el profe nunca se dio cuenta del estado inconveniente de mi flameado amigo, ni siquiera cuando se vomitó como vil teporocho en callejón oscuro. Y a mí, más que asco, su proeza me dio mucha risa... pero tuve que aguantarme para que no lo corrieran de la escuela (sobre todo porque Valverde no tenía el menor sentido del humor o tolerancia a esas fachas). Mmm, ora que lo pienso, el Rober tenía la extraña costumbre de entrar a la escuela con unas bolsas transparentes como de 2 litros con su popote. Y sólo él pensaba que engañaba al de la entrada fingiendo que era refresco de manzana, cuando el chesco no hace esa cantidad de espuma. Pero bueeeeno, así es el Rober. Y todo esto vino a colación porque el feisss me mandó hace poco un recordatorio de que ya está cerca su cumpleaños. Así que: ¡Felicidades, Rober! Que te la pases chido... y ya bájale al chupe. ^_^

viernes, 1 de enero de 2010

El primer post del año

Pues resulta que, justo al abrir ayer los ojos, me empieza una punzada en el costado izquierdo. Entonces dije: ¡Ay, wey! Me voy a recostar tantito, a ver si se me quita. Pero nel, al contrario: se hizo más fuerte. 10 minutos después ya estaba llamando a mis parientes para ponerlos al tanto, mientras pensaba: ¡Ya bailó Berta!. Total que esperé por 40 minutos a que fueran por mí, para después viajar otros 40 minutos rumbo a casa de mi hermano, el doc. Y en todo ese tiempo el dolor fue igual de intenso, como si me hubiera perforado un pulmón. Nunca había sentido algo así... y espero que no se vuelva una costumbre. :p

Bueno, para no hacer el cuento largo, me dijeron que tengo piedras en el riñón. ¿Pueden creerlo? Y acto seguido: una super inyección en la nacha izquierda que me dejó tirado un rato. De hecho todavía me duele, pues se siente como si te metieran gel y se fuera expandiendo en tu trasero. Y luego al laboratorio a sacarme sangre, con la facha de un wey bien crudo, pero sin haber gozado de los beneficios del alcohol. Obviamente, quedé tan dopado por las medicinas y todo el numerito que a la hora de la cena no tenía ganas de nada, así que me perdí gran parte de la celebración de Año Nuevo. Y por si todo eso no fuera suficiente: la medicina no es para curarme, sólo para facilitar la salida de la piedra (que quienes ya lo han vivido saben que es igual de divertido que orinar ácido). Y lo que no entiendo es cómo hay personas que toman chesco diario y nunca pasan por estas aventuras y yo que siempre estoy tomando agua acabé peor que el Fabiruchis en noche de juerga. Pero no importa, a pesar de todo soy optimista y creo que este 2010 será un gran año. ¡Rayos! Se me olvidó contarles otra cosa: según esos estudios, no podré comer carne roja por largo rato, así que mi búsqueda de la hamburguesa perfecta se fue al diablo. Me pregunto si eso fue lo que me mandó a la lona. Damn you, Chillis! con tu paquete Big Mouth. Me cae que ya no lo vuelvo a hacer (frase célebre de quien ya está tramando su siguiente borrachera). Espero que ustedes se la hayan pasado mejor que yo... y por aquí nos vemos luego. ^_^