martes, 26 de agosto de 2008

¿Saben cuál es el ácido más fuerte?

Con eso de que ahora ya todo mundo trae iPod (o algo parecido) se ha perdido un poco la bella tradición de oír el radio. Pero deben saber, mis queridos educandos, que hubo una época en que era lo máximo prenderle al radio y oír a locutores como Martín Hernández o Alejandro Gonzalez Iñarritu (si les suena el nombre, es porque ahora ya es cineasta, pero antes hacía radio y lo hacía muy bien). Pero el motivo específico de este post es recordar una hazaña que le costó la chamba a don Martín Hernández, pues en su época la censura estaba tremenda y por cualquier cosa te vetaban del radio o la televisión. Claro, al gordo (como le decían) le valió y se aventó a sacar al aire este super promo que les anexo para que revivan aquella época... o para que descubran cómo se las gastaban estos cuates hace casi 20 años. Síganse divirtiendo y no olviden opinar.

lunes, 25 de agosto de 2008

Se acabó Beijing 2008


Esta es, oficialmente, la primera vez en mi vida que una Olimpiada me llama la atención. En años anteriores, apenas veía eventos olímpicos en la tele, le cambiaba a cualquier otro canal, pero ahora fue diferente. No sé por qué, pero no me cansé de ver las repeticiones de Michael Phelps en la piscina (sí, el tipo al que no alcanza nadie por comer como pelón de hospicio y que ganó 8 medallas de oro), o a la rusa que hace salto de garrocha (para mí, la mujer con mejor vibra que ha habido en el atletismo). Me gustó ver a los jamaiquinos ganar el primero, segundo y tercer lugar en carrera de velocidad, al Dream Team reírse del resto del mundo en el baloncesto y a los chinos arrasar con casi todas las medallas de oro en cualquier otro evento. Lo que no me latió fue ver a los mexicanos quedarse en el "ya merito" y salir con que la contaminación les afectó o que tuvieron una lesión medio día antes del evento y eso les restó fuerzas (puros cuentos). Afortunadamente los de Taekwondo sí le echaron ganas... o México nomás habría ido a pasear y a conocer China.

Lo interesante de esta ocasión es que rompieron un montón de records olímpicos y eso que supuestamente ya no era posible bajarle ni una centésima a los tiempos en ningún deporte. Quizá Nike inventó la forma de hacer al atleta correr más rápido o brincar más alto... y encima verse bien mientras lo está haciendo, jeje. Bueno, a esperar las siguientes Olimpiadas, a ver qué tal.

PD. Ya extraño el Nido del Pájaro y el Cubo de Agua, deberían hacer unos iguales en Iztapalapa, junto a las playas de Marcelo. :p

jueves, 21 de agosto de 2008

¡Que de Post its!


Una camioneta estacionada afuera de la UVM y una chava pegándole papelitos que dicen: ¡Te quiero! ¡Te amo! y todo eso. Luego de un sondeo rápido pude deducir que, en general, los chavos y chavas piensan muy diferente respecto a cosas como ésta.

Chava: ¡Ah, que bonito! ¡qué lindo! ¡que romántico!
Chavo: ¡Ah, que flojera tener que quitar todo eso de mi carro!

¿Ustedes qué opinan? ^_^

jueves, 14 de agosto de 2008

Cerrar un ciclo

Hay que saber cuando una etapa llega a su fin.
   Cuando insistimos en alargarla más de lo necesario, perdemos la alegría y el sentido de las otras etapas que tenemos que vivir. Poner fin a un ciclo, cerrar puertas, concluir capítulos... no importa el nombre que le demos, lo importante es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya terminaron.
   ¿Me han despedido del trabajo? ¿Ha terminado una relación? ¿Me he ido de casa de mis padres? ¿Me he ido a vivir a otro país? Esa amistad que tanto tiempo cultivé, ¿ha desaparecido sin más?
   Puedes pasar mucho tiempo preguntándote por qué ha sucedido algo así. Puedes decirte a ti mismo que no darás un paso más hasta entender por qué motivo esas cosas que eran tan importantes en tu vida se convirtieron de repente en polvo.
Pero una actitud así supondrá un desgaste inmenso para todos: tu país, tu cónyuge, tus amigos, tus hijos, tu hermano; todos ellos estarán cerrando ciclos, pasando página, mirando hacia delante, y todos sufrirán al verte paralizado.
   Nadie puede estar al mismo tiempo en el presente y en el pasado, ni siquiera al intentar entender lo sucedido. El pasado no volverá: no podemos ser eternamente niños, adolescentes tardíos, hijos con sentimientos de culpa o de rencor hacia sus padres, amantes que reviven día y noche su relación con una persona que se fue para no volver.
   Todo pasa, y lo mejor que podemos hacer es no volver a ello. Por eso es tan importante (¡por muy doloroso que sea!) destruir recuerdos, cambiar de casa, donar cosas a los orfanatos, vender o dar nuestros libros. Todo en este mundo visible es una manifestación del mundo invisible, de lo que sucede en nuestro corazón. Deshacerse de ciertos recuerdos significa también dejar libre un espacio para que otras cosas ocupen su lugar.
   Dejar para siempre. Soltar. Desprenderse. Nadie en esta vida juega con cartas marcadas. Por ello, unas veces ganamos y otras, perdemos. No esperes que te devuelvan lo que has dado, no esperes que reconozcan tu esfuerzo, que descubran tu genio, que entiendan tu amor. Deja de encender tu televisión emocional y ver siempre el mismo programa, en el que se muestra cómo has sufrido con determinada pérdida: eso no hace sino envenenarte.
   Nada hay más peligroso que las rupturas amorosas que no aceptamos, las promesas de empleo que no tienen fecha de inicio, las decisiones siempre pospuestas en espera del “momento ideal”. Antes de comenzar un nuevo capítulo hay que terminar el anterior: repítete a ti mismo que lo pasado no volverá jamás. Recuerda que hubo una época en que podías vivir sin aquello, sin aquella persona, que no hay nada insustituible, que un hábito no es una necesidad. Puede parecer obvio, puede que sea difícil, pero es muy importante.
   Cerrar ciclos. No por orgullo, ni por incapacidad, ni por soberbia, sino porque, sencillamente, aquello ya no encaja en tu vida. Cierra la puerta, cambia el disco, limpia la casa, sacude el polvo.
   Deja de ser quien eras, y transfórmate en el que eres.

Paulo Coelho

martes, 12 de agosto de 2008

Peinados ridículos y buena música


Quizá muchos de ustedes no lo sepan, pero había una banda en los ochentas donde el cantante tenía un peinado de lo más ridículo (que parecía el pico de un ave) y así salía a la calle el compa. Y lo peor es que muchos se empezaron a peinar igual para imitar a su ídolo, por eso se ve a Chandler (de la serie Friends) salir con un peinado bien estrafalario cuando era joven, supuestamente. Pero esas jaladas se les perdonan por habernos dado música como ésta. El grupo es A Flock of Seagulls y la canción (todo un clásico) Space Age Love Song. Síganse divirtiendo.

Ocho cosas que debo hacer antes de morir

1. Escribir un libro
Tengo el tema, las ideas y todo... menos el talento, jajaja. :p

2. Hacer un comic
Y hacerme rico explotando la licencia en cine y TV (cómo no).

3. Visitar Japón
Un viajecito de 7 días para checar dato y comprar harto souvenir.

4. Aprender Karate Kenpo
Me gusta el estilo, muy práctico para surtir gandallas.

5. Conocer al amor de mi vida y todo eso
O al menos no acabar de pleito con ella ¿verdá?

6. Recorrer México de extremo a extremo
Nomás que me saque la lotería me lanzo. ^_^

7. Aprender a decir NO
Y despachar de volada a los mañosos, pedinches y lacras.

8. Pasarle la antorcha olímpica al lic junior
O sea, tener un hijo y enseñarle el camino del guerrero. :p

jueves, 7 de agosto de 2008

Pásenle a lo barrido

Señoras y señores, con ustedes... la casa del lic (antes del fin del mundo):

video video

martes, 5 de agosto de 2008

El final de otro ciclo


Muy pocas noticias me quitan el sueño y menos me provocan dolor de cabeza, pero hace unos días falleció la mamá de Karla, mi compañera de cuarto desde marzo de 2007, y por eso decidió regresar a casa (el lugar donde creció y que ahora ya le pertenece). Ya desde antes sabía que esto iba a pasar, pero cuando me confirmó la sospecha, me puse, como dicen: malito de los nervios. :/

Es curiosa la relación que tengo con Karla. A veces pienso que somos como esos hermanos que no se hablan mucho, pero que siempre están pendientes uno del otro, apoyándose mutuamente. Y aunque era obvio que esto no duraría siempre, me habría gustado compartir el espacio con ella por más tiempo; dos o tres años más, de ser posible. Y con todo y que nunca fuimos precisamente amigos, la voy a extrañar mucho. Ya la extraño desde ahorita... y eso que falta un mes para que se vaya. :p

Como ven, la vida está llena de sorpresas. Unas cosas terminan y otras comienzan. Las que se van dejan huecos y las que vienen provocan nerviosismo. La manera optimista de enfrentar el cambio es pensar que todo pasa por algo y que "no por ser diferente será malo", pero a veces me gustaría poder congelar la vida justo cuando está en su mejor momento y quedarme a vivir ahí para siempre. Seguro me perdería de muchas cosas buenas que vendrían a causa del cambio, pero al menos no tendría que estarme traumando y angustiando. Si acostumbrara ir al loquero, hoy sí habría desquitado el precio. -_-

PD. Si quieren saber cómo empezó todo, píquenle aquí.

viernes, 1 de agosto de 2008

La banda del lic


Alguna vez oí decir a alguien que juntando tu apodo de la infancia y el nombre de tu calle puedes crear tu nick de estrella porno (en mi caso sería el Gordo Torres). Bueno, pues he aquí una forma de inventar tu propia banda de rock, el nombre de tu primer disco y hasta la imagen de la portada:

1. El título del artículo que salga de aquí será tu banda.
2. Las cuatro últimas palabras de la última cita será el título de tu disco.
3. La tercera foto, sin importar lo que sea, será la portada de tu álbum.

En mi caso, la banda se llama The Waste Land (la tierra desperdiciada o algo así). El álbum sería Imposed upon you (Impuesto sobre ti) y la imagen (como pueden ver arriba) quedó bastante bien con el concepto totalmente-sacado-de-la-manga. Si están muy aburridos pueden hacer el experimento, a ver qué les sale. Y ensayen su nick de pornstar, por si las dudas. ^_^