lunes, 7 de diciembre de 2009

La cosa más rara


Mi papá es tan atrabancado para manejar, que cuando me dijeron que chocó no se me hizo raro; pero resulta que no, él no tuvo nada que ver. Y, de hecho, ni choque hubo: estaba esperando que le pusieran el siga cuando un microbusero hijo de la mala vida pasó volando a centímetros de su carro y se llevó el espejo del lado izquierdo. Como ya se imaginarán, el tipo del pesero se dio a la fuga... y los del seguro se lucieron después, inventando mil pretextos para no aflojar el varo. ¿Así o más kool-aids?

Pero lo raro vino al día siguiente, cuando de pronto empezó a oler muy sospechoso el carro, como a rata muerta. ¿Y qué creen? Que sí había una, asomada por un orificio de adentro. ¿Qué carambas estaba haciendo ahí esa canija? Sepa. Mi teoría es que la muy rata ya estaba instalada en el motor, gozando de la vida (y de un lugar calientito para pasar las noches), cuando de pronto pasó el microbusero hijo de la mala vida echo la raya y el trancazo la hizo salir corriendo de su escondite como si su vida dependiera de ello. Más sin embargo no obstante, trató de abrirse paso por un agujero del tamaño de una moneda de 50 centavos y se quedó atorada a medio intento. Lo único que logró meter fue la cabeza (sin albur), y si a eso le sumamos que mi papá es re atrabancado para manejar, seguramente le rompió el cuello en una pasada por los topes (que brinca al puro estilo de los Duques de Hazard), lo que dio como resultado una escena de lo más dantesca: una rata gorda colgada del agujero como péndulo, balanceándose al ritmo de la música y los baches. Y cuando me di cuenta del chóu ni tiempo tuve de sacar una foto para la posteridad, pues ya estaban empujándola con un palo para deshacerse del cadaver. ¿Qué tal, eh? Esas cosas no se ven todos los días ¿verdad? A menos que seas un exterminador de plagas... o un microbusero hijo de la mala vida. Bueno, ahí nos vemos. :p

4 comentarios:

Mireya dijo...

¿Por qué me reí tanto cuando leí: Más sin embargo no obstante?
Casos para la araña...
Si va a hacer funeral de la rata invite, yo pongo el queso.

El Marqués de la Narvarte dijo...

De lo más dantesca. Ese cliché me gustó más que el “mas sin embargo no obstante”.

Pero qué le ibas a sacar una foto a eso, lic! Quieres que nos guacariemos encima del teclado o cómo?

Comisionada dijo...

Es verdad Lic,... para que tomar foto de la rata suicida por conchuda... No gracias.!
Oiga Lic y que se va a autoregalar con el aguinaldo????

Saludos..

PD.. ya no nos abandone a sus lectores de confianza...

Buscapiés dijo...

Bueno, por lo menos tuvo su obituario.